Decoración barroca

Decoración barroca

La calidez y la elegancia del conocido movimiento barroco llegan al interior de nuestros hogares gracias a un estilo que se basa en los conceptos de la corriente artística que tuvo su auge en el S. XVII.

El estilo barroco en el hogar sigue los mismos principios de generosidad en las formas y en los detalles, aunque se ha suavizado ligeramente su grandilocuencia y su exageración por las curvas para que nuestros hogares luzcan encantadores.

En el siguiente artículo analizaremos la forma de lograrlo, así que no te pierdas ninguno de los consejos que viene a continuación.

Para empezar analizaremos los tonos básicos de este estilo decorativo, ya que el color es una de las bases en las que debe sustentarse cualquier ambiente. La base de estos ambientes la daremos de un tono claro como el gris para a continuación introducir elementos de colores intensos como el púrpura, el dorado, el negro o incluso el violeta.

Por supuesto no todos los elementos que introduzcamos serán de esos tonos, puesto que el ambiente quedaría demasiado recargado, pero sí es importante colocar pinceladas que destaquen de estos colores llenos de intensidad. Para contrarrestar el efecto de estos colores, busca detalles en gris perla o en beige. Combinan muy bien y se complementan a la perfección.

Pasemos ahora a hablar de muebles y del estilo de los mismos. Como decíamos al inicio del artículo, el barroco se basa en las curvas y en los detalles, así que hazte con elementos que sigan esas pautas.

Esas curvas de las que hablamos las encontrarás sobre todo en las patas de los muebles o en los reposabrazos de los sillones. Hablando de éstos, el porte de estos elementos (sillones, sillás y sofás) debe ser bajo, de patas bajitas. Para el tapizado de estos muebles opta por materiales de aspecto “pesado”, como el terciopelo o el tafetán. Para cortinas o cojines decántate por motivos arabescos o formas orientales. Las estampas florales también pueden venirte muy bien.

En el estilo barroco la calidez debe llegas hasta el suelo, así que si puede colocar parquet de madera o incluso moqueta. Si no te es posible, potencia el uso de alfombras. Éstas son un elemento clave para la decoración barroca, así que tenlas muy presentes.

Para las paredes puedes atreverte con papeles pintados. Intenta que éstos no sean de colores sólidos, aunque tampoco abuses de las formas, colores o adornos florales en los mismos, porque crearás un ambiente en el que será imposible estar. Un papel de base grisácea clara con ligeros motivos florales o geométricos será una excelente elección.

Artículos relacionados
Consejos para la decoración del hogar. Ideas de interiorismo para los diferentes estilos decorativos.