Decoración Feng Shui

Dormitorio Feng Shui

La filosofía del Feng Shui se basa en la energía vital del Chi, y al crear un ambiente Feng Shui en nuestros hogares lo que se trata es de conseguir que el Chi pueda fluir libremente por él, y que las energías positivas fluyan y permanezcan, mientras que las energías negativas seamos capaces de expulsarlas o re evitar que aparezcan.

La armonía es uno de los aspectos básicos que debemos conseguir en nuestros interiores Feng Shui, por lo que en el siguiente artículo trataremos de mostraros las claves de esta filosofía oriental para que seamos capaces de optimizarla en todos los espacios de la casa.

El objetivo final de estos artículos (y de la filosofía Feng Shui para los hogares) es respetar la energía vital del Chi de los ambientes y que seamos capaces de orientarla hacia la armonía y la paz en nuestro día a día.

Y empezaremos con consejos para una de las piezas claves de la casa, la destinada al descanso. Estamos hablando por supuesto del estilo Feng Shui para las habitaciones. En estos espacios es aún más vital encontrar una armonía que favorezca nuestro descanso.

En este ambiente es importante no colocar la cama debajo de la ventana ni que sus pies apunten hacia la puerta de la entrada. No debe haber ningún elemento decorativo encima de  la cabecera de la cama, y tampoco trastos debajo de la cama.

Fuera igualmente cualquier elemento electrónico, ya que el dormitorio según el Feng Shui es un lugar de descanso, y éstos lo dificultan. Si no puedes evitar colocarlos, a la hora de dormir tendrás que taparlos con alguna tela.

Pasemos ahora a las claves del Feng Shui en los cuartos de baño. Una de las claves en estos espacios es que podamos movernos libremente en ellos, así que evita por encima de todo sobrecargar la pieza. Utiliza tan solo los elementos esenciales.

Potencia al máximo la presencia de luz natural en la estancia, coloca plantas naturales para limpiar el ambiente del espacio y cuida que la tapa del baño esté siempre cerrada, al igual que todas las puertas de armarios. Si el baño es el de un dormitorio, ésta puerta siempre permanecerá cerrada.

Pasando ya al interior de una cocina Feng Shui, la distribución de sus elementos es importante, teniendo que mantener separadas las zonas de fuego (horno, fogones, etc.) de las zonas de agua (fregadera, lavadero, etc.).

Hablando de distribución, en la medida de lo posible debemos evitar que la persona que cocina esté de espaldas a la puerta de entrada. Esa distribución crea sensación e inseguridad y no ayuda a que las energías positivas fluyan.

La cocina debe estar bien ventilada, debe ser posible moverse con libertad, la armonía debe ser total, etc. Los muebles de esta zona trataremos que sean de madera natural o bien de materiales que la imite. Flores y frutas frescas en la estancia favorecen la armonía de la zona.

Y por último hablaremos de las claves para el ambiente Feng Shui del salón comedor. En éste cuidaremos mucho la tonalidad del espacio. Opta por colores pastel como cremas, beiges o blancos que le darán frescura al espacio y aumentarán la sensación de amplitud y de luminosidad.

Para la mesa del comedor evita las puntas, así que opta por una forma rectangular de ángulos redondeados o directamente por una mesa redonda. Además del fluir del Chi, estas formas redondeadas favorecerán la interrelación de la familia.

Artículos relacionados
Consejos para la decoración del hogar. Ideas de interiorismo para los diferentes estilos decorativos.