Decoración francesa

Decoración francesa

¿Quieres darle a tu hogar un toque refinado, elegante y elitista? Pues prueba con el toque francés propio de la Francia de Luis XIV y su imperio dorado. A continuación te presento las claves para que puedas crear un interior francés en tu hogar.

El estilo de la decoración francesa es bastante inconfundible. Éste presenta un toque refinado y clásico muy arraigado a épocas pasadas, en las que la burguesía francesa disfrutaba de lujo y glamour. Y eso es precisamente lo que el estilo francés desprende en nuestros días. Si quieres que tu hogar refleje esos valores, sin duda éste es el estilo que buscas.

La luz, el colorido y la tradición son tres pilares básicos de este movimiento decorativo. Igualmente los excesos están muy presentes, aunque tú puede disimularlos un poco si no quieres pegar de pomposidad. El recargamiento excesivo en adornos puedes ahorrártelo si lo deseas.

Una de las claves por las que queremos empezar es por dejar claro que las combinaciones son muy necesarias para acertar en este estilo. La mezcla de texturas, formas y materiales es más que necesaria para acertar con un interior francés.

Hablando de materiales, los más lujosos son los que mejor combinarán en tu interior francés. Hablamos de seda para cortinas o telas, porcelana para jarrones, esculturas o candelabros, marfil y ébano repartidos por el interior del hogar, pequeños destellos de oro y plata, etc.

La madera es otro material estrella a tener presente. El mobiliario debes elegirlo de este material, pero si te es posible, decántate por la madera también para el suelo de la casa. Los muebles deben presentar curvas y detalles decorativos talados en los bordes.

Para la iluminación decántate por finas lámparas de cristal y metales nobles. El uso de materiales como piedra natural o rocas te ayudará a crear una decoración francesa de toques rústicos.

Los colores de este estilo ya hemos dicho que son importantes. Sobre una base clara decántate por toques brillantes de amarillo, dorado, rojo, verde o azul. Las telas con motivos florales de colores brillantes también son bienvenidas. Todo ello combinado con una base de blanco, no lo olvides. De no hacerlo el ambiente será irrespirable.

Para compensar tanto brillo, aparte del blanco puedes utilizar pequeñas pinceladas de gris y de negro en ciertos accesorios. 

Consejos para la decoración del hogar. Ideas de interiorismo para los diferentes estilos decorativos.