Decoración minimalista

Cocina minimalista

Si buscas un interior elegante, refinado y que huya totalmente del agobio de la sociedad actual, sin duda alguna el estilo minimalista es lo que estabas buscando. La limpieza de sus líneas rectas y el uso limitado de elementos te ayudarán a alcanzar esa paz que buscas huyendo del estrés cotidiano del día a día.

Y es que la simpleza de elementos y de formas es la clave principal de este estilo decorativo, como podrás comprobar a través del siguiente artículo, en el que te mostraremos las claves para que seas capaz de crear un ambiente minimalista en tu propio hogar.

La simpleza empieza en uno de los elementos clave de la decoración: el uso del color. Los colores claros y sólidos son los verdaderos protagonistas de los espacios minimalistas. Los contrastes para huir de la frialdad se encuentran en pequeñas pinceladas de colores vivos aplicados en accesorios. La elección de los colores depende de ti, aunque el negro o el plata son dos buenas elecciones. De todas maneras, elijas el que elijas, nunca introduzcas más de dos colores vivos y siempre aplícalos en pequeñas pinceladas.

Estos colores también se mostrarán muy brillantes, pero esto es debido a los materiales que deben reinar en un ambiente minimalista, que siempre deben ser materiales brillantes. La madera lacada, la piel sintética, el cristal o el aluminio son materiales predominantes en este tipo de espacios. Pero el contraste es la clave en un ambiente minimalista, así que introduce elementos con estos diferentes materiales. Y combínalos con estilo, claro está.

Siguiendo con los materiales, a continuación hablaremos de los téxtiles. Evidentemente debemos huir de telas de apariencia pesada y optar por telas frescas y suaves. Así que decántate por el lino, la seda o el algodón. En todas ellas lo liso debe reinar sobre lo estampado.

Las líneas de todos los elementos minimalistas deben ser simples y rectas, huyendo casi por completo de las curvas y de los adornos decorativos.

La sensación de amplitud es esencial en el estilo minimalista, así que potencia la luz de entrada natural para ayudarte a conseguirlo, o decántate por luz artificial blanca y potente. Para no entorpecer la sensación de amplitud, el orden es otro de los puntos claves a tener en cuenta. Utiliza solo los accesorios decorativos clave, y nunca ni uno más.

Los muebles es evidente que siguen los mismos principios que el resto de elementos, y por tanto debemos optar tan solo por muebles funcionales. Si buscas muebles para este estilo, los muebles modernos pueden ser un excelente punto de partida. Muchos de los elementos basadas en la cultura oriental también pueden serte de utilidad.

Las paredes en la medida de lo posible lucirán “desnudas”, aunque si lo deseas puedes completarla con algún cuadro de autor. Eso sí, siempre sin marco.

Artículos relacionados
Consejos para la decoración del hogar. Ideas de interiorismo para los diferentes estilos decorativos.