Decoración rústica

Cocina rústica

El estilo rústico es un retorno al estilo de nuestros padres en las casas de pueblo, en la que los materiales naturales eran los principales protagonistas. Durante décadas este estilo ha estado solo reservado para casas de campo o las ya mencionadas casas de pueblo, pero poco a poco se aprecia una interiorización de este estilo en hogares de grandes ciudades, como si se buscara conectar con nuestras raíces y así desconectar ligeramente del frenesí de la ciudad.

Si estás buscando precisamente introducir un toque campestre al interior de tu casa cosmopolita, el siguiente artículo te va a venir muy bien porque en él te mostraremos las claves del estilo rústico en el hogar.

Como ya dijimos anteriormente, los materiales naturales son los verdaderos protagonistas en este tipo de espacios, así que es normal pensar que elementos como la madera, el hierro, el mimbre o la cerámica serán los materiales más presentes en estos espacios rústicos.

Por cierto, nos gustaría aclarar que darle un toque rústico al hogar no está reñido con el toque moderno, porque muchas firmas están viendo la tendencia rústica que se está desarrollando y está desarrollando creaciones modernas perfectas para ambientes rústicos, además que combinar elementos naturales con otros más actuales si se hace con encanto, queda fenomenal.

Los colores protagonistas de estos ambientes rústicos son aquellos que evoquen a la tierra, como por ejemplo el beige como elemento base, aderezado con tonos de mostaza, ocre, rojos claros o terracotas. Para los muebles decántate por maderas en tonos neutros o claros.

El estilo de aplicar el color en las paredes también debes tenerlo presente. Si huyes de la clásica pintura solida y te decantas por la técnica del esponjado, estarás ganando puntos para el éxito de tu decoración rústica.

Las casas de pueblo por norma general son lugares con mucha luz natural, así que potencia la entrada de luz por tus ventanas al máximo.

Para los accesorios o complementos decorativos, decántate por elementos que te recuerden a la vida en el campo: cestas de mimbre, jarrones de barro con flores naturales, macetas de terracota con plantas, vajilla de cerámica, percheros de forja, espejos ligeramente envejecidos o con marcos de madera, elementos de cuero, etc.

El fuego es otro elemento muy presente en las casas de campo, pero en la ciudad no solemos tener la suerte de poder contar con chimeneas. Por suerte los diseñadores han pensado en ello y en los últimos años han salido al mercado chimeneas de bioetanol, perfectas para colocar en cualquier interior y muy seguras. Échales un vistazo, porque son un detalle muy especial para nuestro interior rústico.

Artículos relacionados
Consejos para la decoración del hogar. Ideas de interiorismo para los diferentes estilos decorativos.